Como evitar perder ante la inflación.

Como evitar perder ante la inflación.

La inflación es un fenómeno económico que da como resultado un cambio creciente en el precio de los bienes y servicios. Un fenómeno estrechamente ligado a la inflación es la deflación, a veces llamada inflación negativa. La deflación se produce cuando hay un cambio decreciente en el precio de bienes y servicios. La inflación y la deflación afectan cómo un consumidor puede comprar bienes y el valor de la deuda. La inflación puede ocurrir en los salarios o los precios de productos.

Guardar nuestros fondos en una cuenta bancaria o en la caja fuerte no es una opción rentable en estos días. A medida que la inflación “se dispara”, es necesario aplicar medidas efectivas como las inversiones. 

Entender qué es la inflación es crucial, ya que afecta a todos los aspectos de la economía, desde el consumo a la inversión empresarial, desde la tasa de empleo a programas del gobierno, políticas fiscales y tipos de interés.

Con la finalidad de medir la inflación se utiliza el Índice Nacional de Precios al Consumidor o INPC. Este es un indicador económico que muestra la variación de los precios en un periodo de tiempo. 

Previo al 2011, el Banco de México era el encargado de medir la inflación y mantener el poder adquisitivo de la moneda. Hoy la medición de esta se encuentra a manos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y es calculado de manera quincenal y mensual en la página web del Diario Oficial de la Federación.

Ahorro v.s Inversión.

El ahorro se refiere a guardar o separar el dinero para postergar su uso en el futuro, ya sea para un imprevisto, gasto planeado o posible inversión. Los beneficios del ahorro son amplios, puesto que nos provee de liquidez en caso de emergencias. A pesar de esto, ahorrar todo nuestro dinero puede ser negativo puesto que pierde valor con el paso del tiempo gracias a la inflación.

El término inversión se refiere al acto de postergar el beneficio inmediato del bien invertido por la promesa de un beneficio futuro más o menos probable. Una inversión es una cantidad limitada de dinero que se pone a disposición de terceros, de una empresa o de un conjunto de acciones, con la finalidad de que se incremente con las ganancias que genere ese proyecto empresarial

Estos dos conceptos son claves para entender cómo proteger tu dinero de este fenómeno, pues uno es indudablemente susceptible a la inflación y el otro contrarresta y mantiene el poder de nuestro dinero. 

Por medio de inversiones estratégicas podemos contrarrestar el efecto de la inflación en nuestro dinero,  e incluso aumentarlo de manera sustancial. Cualquier inversión que nos ofrezca retorno por más de el porcentaje de inflación proyectado al año en curso será suficiente para proteger la capacidad adquisitiva de nuestro dinero.

Recuerda analizar el efecto de la inflación en tu planes financieros y patrimoniales a mediano y largo plazo. Invertir en adquisiciones que sostienen, o mejor aún, multiplican su valor, sin duda, es una buena manera de ganarle a este fenómeno y asegurar los ahorros de tu vida.

3 inversiones para combatir la inflación.

1.CETES.

Un Certificados de la Tesorería de la Federación (CETES) es un pagaré emitido por el gobierno federal y sirven para la recaudación de recursos para este.

Al invertir en CETES, está prestando dinero al gobierno, el cual se compromete a pagar, al vencimiento de un determinado plazo, la cantidad original más un rendimiento.

La ganancia depende del tiempo, a mayor plazo, mayor es el rendimiento que ofrecen. El Banco de México actualmente informa que los cetes a 28 días pagan 4.26% anual; a 91 días, 4.47%; a 182 días, 4.6%; a 336 días, 4.7% anual.

2. Fibras.

Los Fondos de Inversión en Bienes Raíces o Fibras, son un instrumento dedicado para el fondeo de recursos para la construcción y desarrollo de inmuebles.

Su objetivo es impulsar el desarrollo inmobiliario, permitiendo liquidez para sus desarrolladores y dando acceso a todo tipo de inversionistas al negocio.

Estas obtienen sus ganancias de dos fuentes principales: Flujo de efectivo por rentas y la plusvalía por revaluación.

Este sector tiene un rendimiento promedio por dividendo del 8.3% con fibras ofreciendo rendimientos de hasta el 10.3%.

3. Bienes Raíces.

Como uno de los mejores instrumentos de inversión, las bienes raíces ofrecen la posibilidad de combatir contra la inflación y absorber de manera regular con el precio de tus rentas.

Al momento de adquirir una propiedad, se compra con la tasa de inflación vigente. Después de esto, se puede observar contabilizando este porcentaje de inflación en el contrato de arrendamiento. 

Por igual, los bienes raíces nos ofrecen la posibilidad de aumentar nuestro ROI gracias a la plusvalía que estos generan, cuya tendencia es a la alza. Si a esto le agregamos el porcentaje de inflación, no sólo habrás mantenido tu inversión, sino que estarás recolectando ganancias.

Publicaciones relacionadas:

Plusvalía: Un potenciador de inversiones.

Es una práctica común entre inversionistas primerizos creer en la facilidad de las bienes...

Continuar leyendo

5 indicadores de un buen mercado inmobiliario.

Si tu objetivo es invertir en bienes raíces es necesario entender el mercado local antes de...

Continuar leyendo

4 fórmulas para identificar una buena inversión.

Al invertir en una propiedad, para su renta o apreciación, existen nímeros base que debemos...

Continuar leyendo

Unirse a la discusión